Cookie

Preguntas Frecuentes

  • ¿Cuál es la base imponible del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales?

    La base imponible está constituida por el valor real del bien trasmitido o del derecho que se constituya o ceda. No obstante, en relación con los inmuebles, existen unos valores mínimos que resultan de la aplicación de las normas contenidas en el Decreto Foral 16/2017 (BOTHA nº 39, del 3 de abril de 2017),  sobre el que deberá practicarse la correspondiente liquidación o autoliquidación sin perjuicio de que pueda procederse a la comprobación administrativa.

     

  • ¿Cómo se valoran los bienes inmuebles de naturaleza urbana situados en el Territorio Histórico de Álava?

    Se valoran siempre por valor real.

    Valor mínimo comprobado: Depende de la fecha en que se efectúe la transmisión. En el momento actual, se valorarán según el valor catastral, de conformidad con el Decreto Foral 16/2017 (BOTHA nº 39, del 3 de abril de 2017).

    Además del valor mínimo, existen otros medios de comprobación de valores, como son el valor señalado en la transmisión anterior, valor hipotecario y cualquier otro valor que pueda obrar en poder de la Administración.
  • ¿Qué se entiende por inversión en vivienda habitual?

    Las cantidades destinadas a adquirir la vivienda habitual. No se incluyen gastos de conservación (pintar, revocar..) o reparación (arreglar la calefacción...).

    Las cantidades destinadas a rehabilitar la vivienda habitual. Se considerará rehabilitación aquellas obras realizadas por el propietario en su vivienda habitual, cuando haya sido dictada resolución calificando o declarando a las mismas como actuación protegida en virtud de lo dispuesto en el Decreto del Gobierno Vasco 317/2002, de 30 de diciembre, sobre actuaciones protegidas de rehabilitación del patrimonio urbanizado y edificado o, en su caso, haber sido calificada como actuación protegible de conformidad con el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre, o normas análogas que lo sustituyan.
     
    Las cantidades pagadas por los gastos originados al adquirir o rehabilitar la vivienda habitual tales como I.V.A., gastos de notaría, registros, etc.
     
    Las cantidades depositadas en cuentas ahorro-vivienda. Siempre que se destinen exclusivamente antes de 6 años desde la apertura de la cuenta a adquirir o rehabilitar la vivienda habitual. En los casos en que dicho plazo finalice entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2011 (cuentas abiertas desde 2002 a 2005), el plazo para proceder a materializar las cantidades depositadas en la adquisición de vivienda habitual será de 8 años contados a partir de la fecha de apertura de la citada cuenta. Cuando el plazo finalice en 2012, dicho plazo será de 7 años (cuentas abiertas en 2006).
     
    Las cantidades destinadas a ampliar la vivienda habitual. Se tiene que aumentar su superficie habitable.
     
    Las cantidades destinadas a la construcción de la vivienda habitual. El contribuyente paga directamente los gastos de obra. Se tienen que finalizar las obras antes de cuatro años, salvo circunstancias excepcionales.
     
    Las cantidades destinadas a la adquisición del derecho de superficie constituido sobre suelo de titularidad pública.
     
    Las cantidades destinadas a obras de adecuación y modificación para superar barreras de comunicación y seguridad de las personas con discapacidad, ya sea en la vivienda ocupada por la persona con discapacidad o en elementos comunes de su vivienda habitual.
     

     

  • ¿Cómo se valoran los bienes inmuebles de naturaleza rústica en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales?

    Se valoran siempre por el valor real.

    Valor mínimo comprobado: Depende de la fecha en que se efectúe la transmisión. En el momento actual, se valorarán según el valor catastral, de conformidad con el Decreto Foral 16/2017 (BOTHA nº 39, del 3 de abril de 2017).

    El valor catastral se aplicara tanto a Vitoria como al resto de la provincia.
     

    Este es el valor mínimo, existen otros medios de comprobación de valores, como son el valor señalado en la transmisión anterior, el valor hipotecario y cualquier otro valor que pueda obrar en poder de la Administración.

     

  • ¿Existe algún límite en la deducción por inversión en adquisición o rehabilitación de vivienda habitual?

    La deducción máxima anual, por la suma de las cantidades invertidas y los intereses satisfechos, será 1.530 €.
     
     
    En los supuestos en que el contribuyente tenga una edad inferior a 30 años o sea titular de familia numerosa y aquellos contribuyentes que vengan obligados por decisión judicial a satisfacer por la vivienda familiar alguna de las cantidades referidas anteriormente, se aplicarán las siguientes especialidades:
     
    a) Los porcentajes de deducción serán del 23 %.
     
    b) La deducción máxima anual será de 1.955 €.
     
    c) Estas especialidades no serán de aplicación a las aportaciones a cuentas ahorro-vivienda.
     
    d) En el supuesto de que se opte por la tributación conjunta y existan varias personas con derecho a aplicar esta deducción, unas con edad inferior y otras con edad superior a 30 años, se aplicará el porcentaje del 23 % y el límite de 1.955 € anuales.
     
     
    La suma de los importes deducidos por cada contribuyente por los conceptos a que se refiere el apartado anterior, a lo largo de los sucesivos períodos impositivos, no podrá superar la cifra de 36.000 € minorada, en su caso, en el resultado de aplicar el 18 % al importe de la ganancia patrimonial exenta por reinversión en los términos previstos en el artículo 49 de la Norma Foral 33/2013, del IRPF
     
  • ¿Dónde se regula la valoración de los bienes inmuebles de naturaleza urbana en relación con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados?

    Depende de la fecha en que se efectúe la transmisión o la del fallecimiento. En el momento actual rige el Decreto Foral 16/2017 (BOTHA nº 39, del 3 de abril de 2017).

  • ¿Cómo se valoran los bienes inmuebles de Protección Pública (antes de Protección Oficial) en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales?

     Si como consecuencia de la aplicación de lo dispuesto en el Decreto Foral 16/2017, (BOTHA nº 39, del 3 de abril de 2017) ,el valor mínimo computable resultase superior al valor máximo autorizado en aplicación de la normativa sobre Viviendas de Protección Pública, prevalecerá este valor sobre el resultante de la aplicación de las normas del Decreto Foral.

     

  • ¿Cómo está regulada la deducción por adquisición de vivienda habitual?

    - Los contribuyentes, con carácter general, podrán aplicar una deducción del 18 por 100 de las cantidades invertidas en la adquisición de vivienda habitual durante el período impositivo, incluidos los gastos originados por dicha adquisición que hayan corrido a su cargo. Asimismo, podrán aplicar una deducción del 18 por 100 de los intereses satisfechos en el período impositivo por la utilización de capitales ajenos para la adquisición de dicha vivienda habitual, incluidos los gastos originados por la financiación ajena que hayan corrido a su cargo.
     
     
    - En los supuestos en que el contribuyente tenga una edad inferior a 30 años o sea titular de familia numerosa y aquellos contribuyentes que vengan obligados por decisión judicial a satisfacer por la vivienda familiar alguna de las cantidades referidas anteriormente, se aplicarán el porcentaje de deducción del 23 %.
     
    - En el supuesto de que se opte por la tributación conjunta y existan varias personas con derecho a aplicar esta deducción, unas con edad inferior y otras con edad superior a 30 años, se aplicará el porcentaje del 23 %.
     
    - A las aportaciones a cuentas ahorro-vivienda se les aplicará, en todos los casos, el porcentaje del 18 %.
     
    A efectos del cálculo de la deducción, de las cantidades citadas en los apartados anteriores se restará el importe de las subvenciones que el contribuyente hubiere, en su caso, recibido para la compra o rehabilitación de la vivienda exentas en aplicación de la normativa reguladora del IRPF.
     
    La suma de los importes deducidos por cada contribuyente por los conceptos a que se refiere los apartados anteriores, a lo largo de los sucesivos períodos impositivos, no podrá superar la cifra de 36.000 € minorada, en su caso, en el resultado de aplicar el 18 % al importe de la ganancia patrimonial exenta por reinversión en los términos previstos en el artículo 49 de la Norma Foral 33/2013, del IRPF.
     
  • ¿Qué se entiende por vivienda habitual?

    Es aquélla en la que el contribuyente reside durante un plazo continuado de tres años.

    No obstante, se considera también que la vivienda es habitual cuando a pesar de no haber transcurrido tres años, el contribuyente fallezca o se vea obligado a cambiar de vivienda por circunstancias tales como inadecuación de la vivienda al grado de discapacidad del contribuyente, ascendiente, descendiente, cónyuge o pareja de hecho constituida conforme a lo dispuesto en la Ley del Parlamento Vasco 2/2003 de 7 de mayo, que conviva con él o alguna persona que genera el derecho a practicar deducción, celebración de matrimonio, pareja de hecho constituida conforme a lo dispuesto en la Ley del Parlamento Vasco 2/2003 de 7 de mayo, separación matrimonial o extinción de la pareja de hecho antes citada, traslado laboral, obtención del primer empleo o de otro empleo, circunstancias de carácter económico que impidan satisfacer el pago de la vivienda en el citado plazo, u otras circunstancias análogas justificadas.

    La valoración, de que las circunstancias necesariamente exigen el cambio de vivienda, se efectuará, en cada caso, por el Servicio de Tributos Directos, previa solicitud del interesado.
     
    No forman parte del concepto de vivienda habitual, los jardines, parques, piscinas, garajes y anexos en general salvo que los mismos formen con la vivienda una finca registral única.
     
    Para que la vivienda sea habitual, es necesario que el contribuyente la habite de manera efectiva y con carácter permanente en el plazo de un año, desde que se adquirió o se terminaron las obras, salvo en los siguientes supuestos:
     
    - Cuando fallezca el contribuyente o se produzcan otras circunstancias que necesariamente impidan que se ocupe la vivienda (celebración de matrimonio o pareja de hecho constituida conforme a lo dispuesto en la Ley del Parlamento Vasco 2/2003 de 7 de mayo, separaciones, traslados laborales..).
     
    - Si se disfruta de otra vivienda por razón de cargo o empleo (la utilización de la vivienda hay que declararla como rendimiento de trabajo en especie, y está sujeta a ingreso a cuenta). En este caso el plazo de doce meses comienza a contarse a partir de la fecha de cese en el cargo o empleo.
     
    Cuando se apliquen las excepciones previstas, la deducción se practicará hasta que se produzcan las circunstancias que obligatoriamente exijan el cambio de vivienda o impidan que la misma se ocupe.
     
    Este mismo tratamiento se aplicará a los casos en los que el contribuyente perciba cantidades (en este caso hay que declarar estas cantidades como rendimiento de trabajo dinerario, y están sujetas a retención) para compensar la necesidad de vivienda y además la vivienda adquirida no la utilicen personas ajenas a su unidad familiar.
     

     

  • ¿Por cuánto he de multiplicar el valor catastral para declarar el valor de los bienes en la Escritura Pública?

     

    El Decreto Foral 16/2007, de 21 de marzo (BOTHA nº 39 de 3-04-2017) ha dispuesto que los bienes inmuebles de naturaleza urbana se valorarán por su valor catastral, por lo que ya no hay que multiplicar por ningún porcentaje estos valores.

  • ¿Qué gastos son deducibles para la determinación del rendimiento neto de los inmuebles arrendados?

    1. Arrendamientos de vivienda permanente para el arrendatario:
     
     
    a) Contratos suscritos al amparo de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamiento de Urbanos.(artº2)
     
    Exclusivamente:
     
    • - Bonificación del 20 % sobre los rendimientos íntegros obtenidos por cada inmueble. - El importe de los intereses de los capitales ajenos invertidos en la adquisición, rehabilitación o mejora de los bienes, derechos o facultades de uso o disfrute de los que procedan los rendimientos, y demás gastos de financiación.
    La suma de la bonificación y del gasto deducible no podrá dar lugar, para cada inmueble, a rendimiento neto negativo.
     
    b) Contratos de arrendamiento celebrados con anterioridad al 9 de mayo de 1985, que no disfruten del derecho a la revisión de la renta del contrato.
    Exclusivamente:
    • - Bonificación del 50 % sobre los rendimientos íntegros obtenidos por cada inmueble.
    • - El importe de los intereses de los capitales ajenos invertidos en la adquisición, rehabilitación o mejora de los bienes, derechos o facultades de uso o disfrute de los que procedan los rendimientos, y demás gastos de financiación.
    La suma de la bonificación y del gasto deducible no podrá dar lugar, para cada inmueble, a rendimiento neto negativo.
     
    2. Arrendamientos para uso distinto de vivienda permanente
     
    a) Contratos suscritos al amparo de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamiento de Urbanos.(artº3)
     
    El rendimiento íntegro se minorará en el importe de los gastos deducibles que se detallan a continuación:
     
    • - Los gastos necesarios para la obtención de los rendimientos, incluidos los intereses de los capitales ajenos invertidos en la adquisición, rehabilitación o mejora de los bienes, derechos o facultades de uso o disfrute de los que procedan los rendimientos, y demás gastos de financiación.
    • - El importe del deterioro sufrido por el uso o por el transcurso del tiempo en los bienes de los que procedan los rendimientos, en las condiciones que reglamentariamente se determinen.
     
    La suma de los gastos deducibles no podrá dar lugar, para cada inmueble, a rendimiento neto negativo.
     
    b) Contratos de arrendamiento celebrados con anterioridad al 9 de mayo de 1985, que no disfruten del derecho a la revisión de la renta del contrato.
     
    El rendimiento íntegro se minorará en:
     
    • - Bonificación del 40 % sobre los rendimientos íntegros obtenidos por cada inmueble.
    • - Los gastos necesarios para la obtención de los rendimientos, incluidos los intereses de los capitales ajenos invertidos en la adquisición, rehabilitación o mejora de los bienes, derechos o facultades de uso o disfrute de los que procedan los rendimientos, y demás gastos de financiación.
    • - El importe del deterioro sufrido por el uso o por el transcurso del tiempo en los bienes de los que procedan los rendimientos, en las condiciones que reglamentariamente se determinen.
     
    La suma de la bonificación y del gasto deducible no podrá dar lugar, para cada inmueble, a rendimiento neto negativo.
     
  • ¿Dónde se regula la aplicación de los tipos impositivos en la transmisión de bienes inmuebles del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales?

    En el artículo 43 de la Norma Foral 11/2003, del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

    Ello no obstante, la fecha de transmisión determinará la normativa aplicable en cada caso.

     

  • ¿Cuáles son los tipos impositivos aplicables en la transmisión de bienes inmuebles en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales?

    El 7% si se trata de la transmisión de bienes inmuebles, así como la constitución de derechos reales que recaigan sobre los mismos, EXCEPTO los derechos reales de garantía.

    Viviendas en general EXCEPTO las señaladas en el apartado siguiente, tributarán al 4% incluidas las plazas de garaje, con un máximo de dos unidades y anexos, también con un máximo de dos unidades, siempre que unas y otros estén situados en el mismo edificio y se transmitan conjuntamente. A estos efectos no tendrán la consideración de anexos a viviendas los locales de negocio, aunque se transmitan conjuntamente con la vivienda.

    Así mismo, tampoco tendrán la consideración de viviendas las edificaciones destinadas a su demolición con carácter previo a una nueva promoción urbanística.

    Tributarán al 2,5%:

    - Viviendas cuya superficie construida no sea superior a 120 m2 así como los garajes y anexos a que se refiere el apartado anterior. No tendrán la consideración de anexos los locales de negocio aunque se transmitan conjuntamente con la vivienda.

    - Viviendas unifamiliares cuya superficie construida no sea superior a 120 m2 y la superficie de la parcela, incluida la ocupada por la edificación, no supere los 300 m2.

    - Las siguientes transmisiones cuando el adquirente sea titular de familia numerosa:

    • Viviendas, así como sus garajes, con un máximo de 2 unidades y anexos. No tendrán la consideración de anexos los locales de negocio aunque se transmitan conjuntamente con la vivienda.

    • Viviendas unifamiliares.

    Para la aplicación del tipo del 2,5% a que se refieren los apartados anteriores será preciso reunir los siguientes requisitos:

    - Que el adquirente no sea propietario de otra vivienda en un porcentaje superior al 25% dentro del mismo término municipal en que radica la vivienda objeto de adquisición.

    - Que se destine a residencia habitual del adquirente. La acreditación de este requisito debe realizarse en el plazo máximo de 12 meses a contar desde la adquisición de la vivienda.

    - Que en el documento de adquisición se exprese que se cumplen las condiciones anteriores.

    La transmisión de locales, garajes, trasteros y bodegas que no se transmiten conjuntamente con laivienda así como la transmisión de fincas rústicas, pabellones industriales, solares y la constitución de derechos reales que recaigan sobre los mismos, EXCEPTO los derechos reales de garantía, tributarán al tipo impositivo del 7%.