Documento
Miércoles, 14 de Abril de 1999 , * B.O.T.H.A. Num. 40
DIPUTACION FORAL DE ALAVA
DISPOSICIONES Y RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS
DIPUTACION FORAL DE ALAVA
Ref. 2.486
DECRETO FORAL 40/1999, del Consejo de Diputados de 30 de marzo, que crea la Comisión Consultiva de la Administración Foral de Alava, aprobando su Reglamento orgánico.
La Disposición Adicional Decimoséptima de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, según redacción dada a la misma mediante Ley 4/1999, de 13 de enero, especifica que para el ejercicio de la función consultiva en cuanto garantía del interés general y de la legalidad objetiva los Entes Forales se organizarán conforme a lo previsto en la misma, previendo que la Administración consultiva podrá articularse mediante órganos específicos dotados de autonomía orgánica y funcional respecto de la Administración activa o a través de los servicios jurídicos de ésta última, en cuyo caso dichos servicios no podrán estar sujetos a dependencia jerárquica, ya sea orgánica o funcional, ni recibir instrucciones, directrices o cualquier clase de indicación de los órganos que hayan elaborado las disposiciones o producido los actos objeto de consulta. A la vista de lo anterior, cuyo contenido tiene carácter básico de acuerdo con el artículo 149.1.18 de la Constitución, se ha estimado más adecuado optar por la primera de las posibilidades legales apuntadas, es decir, crear un órgano específico de naturaleza consultiva que, si bien desarrollará sus cometidos con plena independencia y autonomía funcional, a los meros efectos orgánicos, se adscribe al Departamento del Diputado General, dependiendo directamente de éste. El texto regulador de dicho órgano, que se denominará Comisión Consultiva, contempla, en primer lugar, el ámbito de actuación de la misma así como los asuntos en que es preceptivo su dictamen que, con carácter general, salvo que una Ley o Norma Foral establezca lo contrario, tendrá carácter no vinculante. En el reglamento orgánico, que se acompaña como anexo al presente Decreto Foral, se articula también la composición y funcionamiento de la misma, la forma en que deben redactarse y aprobarse sus dictámenes y acuerdos, plazos de emisión de los mismos, etc., sin perjuicio de que tal normativa, que se hace coincidir en su entrada en vigor con la de la reforma de la Ley antes citada, sea objeto de posterior desarrollo. En su virtud, visto el artículo 7.2 de la Norma Foral 52/1992, de 19 de diciembre, de Organización y Régimen Jurídico de la Diputación Foral, a propuesta del Diputado General y previa deliberación del Consejo de Diputados en sesión celebrada en el día de la fecha, DISPONGO: Primero.- Crear, en desarrollo y ejecución de la Disposición Adicional Decimoséptima de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, según redacción dada a la misma mediante Ley 4/1999, de 13 de enero, la Comisión Consultiva de la Administración Foral de Alava, que se regirá por lo prevenido en el reglamento orgánico que se aprueba y acompaña al presente Decreto Foral. Segundo.- Las funciones atribuidas a la Comisión Consultiva no implicarán alteración de los cometidos de asesoramiento e informe que competen a los Servicios o unidades de la Diputación Foral que tengan asignados los mismos en virtud de la normativa vigente. Tercero.- Facultar al Diputado General para que dicte las disposiciones que resulten precisas para el desarrollo y ejecución del presente Decreto Foral así como para arbitrar las medidas necesarias para asegurar el funcionamiento de la Comisión. Cuarto.- Este Decreto Foral entrará en vigor el 14 de abril de 1999. Vitoria-Gasteiz, a 30 de marzo de 1999.- El Diputado General, FELIX ORMAZABAL ASCASIBAR. CAPITULO I.- DISPOSICIONES GENERALES. Artículo 1.- Naturaleza y adscripción. 1.- Se crea la Comisión Consultiva, que tendrá el carácter de órgano colegiado superior consultivo de la Administración Foral de Alava y desarrollará sus cometidos con plena independencia y autonomía funcional. 2.- A los meros efectos orgánicos, dicha Comisión estará adscrita al Departamento del Diputado General, dependiendo directamente del mismo. Artículo 2.- Ambito de actuación. La Comisión ejercerá su función consultiva respecto de la Administración de la Diputación Foral de Alava, de sus Organismos Autónomos y, en cuanto se requiera legalmente, de las Sociedades Públicas Forales. Artículo 3.- Competencia. 1. Además de en todos aquellos supuestos en que por precepto expreso de una Ley o de una Norma Foral haya de ser consultada, la Comisión Consultiva deberá emitir dictamen preceptivo en los asuntos siguientes: a) Proyectos de Decretos Forales Normativos. b) Proyectos de disposiciones reglamentarias que se dicten en ejecución de las Normas Forales que regulen materias de la competencia exclusiva del Territorio Histórico o en ejecución de las Leyes de la Comunidad Autónoma en aquellas materias en que compete al Territorio Histórico el desarrollo reglamentario de las mismas. c) Proyectos de disposiciones sobre asunción o cesión de competencias por parte del Territorio Histórico así como de delegación de las que ejerce. d) Revisión de oficio de las disposiciones y actos administrativos. e) Nulidad, interpretación y resolución de los contratos administrativos cuando se formule oposición por parte del contratista y, en todo caso, en los demás supuestos previstos en la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. f) Recursos administrativos de revisión. g) Conflictos de atribuciones entre distintos Departamentos de la Diputación Foral. 2. Con independencia de los informes o dictámenes que la Comisión apruebe conforme a lo dispuesto en el apartado anterior, podrá también dirigir a los distintos órganos de la Administración Foral, siempre que lo considere oportuno y a la vista de las cuestiones que pueda observar en el ejercicio de su función consultiva, las sugerencias y propuestas de actuación que estime convenientes para la mejor consecución de los intereses generales. Artículo 4.- Principios de actuación. Corresponde a la Comisión asegurar, en el ámbito de su función consultiva, que la actuación de la Administración Foral se ajuste a la Ley y al Derecho, apreciando la acomodación o no al Ordenamiento Jurídico de los proyectos y actos sometidos a su consideración. Artículo 5.- Carácter de los dictámenes. Los dictámenes y acuerdos que adopte, salvo que una Ley o Norma Foral exprese lo contrario, no tendrán carácter vinculante. Artículo 6.- Deber de colaboración con la Comisión. Todos los órganos de la Administración Foral de Alava y de sus Organismos Autónomos así como los empleados depen dientes de aquélla y éstos deberán prestar a la Comisión cuanta ayuda y colaboración les solicite en orden al eficaz ejercicio de los cometidos que tiene asignados, pudiendo también requerir de los mismos, a través de su Presidente, cuantos estudios e informes precise sobre asuntos concretos o sobre cuestiones jurídicas generales. CAPITULO II.- COMPOSICION Y FUNCIONAMIENTO. Artículo 7.- Composición. 1.- Integran la Comisión Consultiva el Presidente, el Vicepresidente, los Vocales y el Secretario, este último con voz pero sin voto. 2.- Ostentará la Presidencia el Secretario General del Diputado General y la Vicepresidencia el Jefe del Servicio de Asesoría Jurídica de la Diputación Foral, actuando como Secretario el Letrado o Técnico que se designe al efecto. 3.- Los Vocales, en número que no podrá ser inferior a siete, serán designados por Decreto Foral del Diputado General entre Letrados o Técnicos de Administración General o Especial, procurando, en lo posible, que pertenezcan a los distintos Departamentos de la Diputación Foral. Artículo 8.- Duración del mandato de los miembros. 1.- El Presidente y Vicepresidente de la Comisión ostentarán el cargo en tanto desempeñen los puestos reseñados en el apartado primero del artículo anterior. 2.- Los Vocales desempeñarán la función que les es propia por un período de cuatro años, pudiendo ser designados nuevamente para sucesivos períodos de igual duración, cesando, en todo caso, por alguna de las causas siguientes: a) Expirar el período para el que fueron nombrados. b) Pasar a una situación administrativa distinta de la de servicio activo. c) Perder la condición de funcionario de la Administración Foral. No obstante lo dispuesto en el párrafo a) precedente, los Vocales continuarán en funciones hasta que no sean sustituidos o bien sean objeto de nueva designación. Artículo 9.- Presidente, Vicepresidente y Secretario. 1.- Compete al Presidente: a) Representar a la Comisión Consultiva. b) Convocar, presidir y dirigir las deliberaciones de las sesiones de la Comisión, estableciendo el orden del día de las mismas. c) Decidir, en su caso, los empates que pudieran producirse con voto de calidad. d) Designar a los miembros que han de redactar las ponencias o acuerdos de la Comisión. e) Suscribir los dictámenes y acuerdos así como las comunicaciones que deban dirigirse por la Comisión a cualesquiera órganos o personas. f) Delegar la o las funciones que estime pertinente en el Vicepresidente de la Comisión. g) En general, ejercer todos aquellos cometidos previstos en la presente normativa así como las correspondientes, con arreglo a la legislación general, a la presidencia de los órganos colegiados. 2.- Son funciones del Vicepresidente: a) Sustituir al Presidente en caso de ausencia, vacante, enfermedad o impedimento temporal. b) Ejercer todas aquellas funciones que el Presidente le delegue. 3.- Corresponde al Secretario: a) Preparar el orden del día de las sesiones y someterlo, así como las convocatorias de las mismas, al presidente de la Comisión. b) Redactar las actas de las sesiones, expidiendo, con el visto bueno del Presidente, las certificaciones de los dictámenes y acuerdos adoptados. c) Llevar y custodiar el libro de actas así como los demás expedientes y documentos correspondientes a la Comisión, ocupándose, igualmente, del registro de entrada salida. Artículo 10.- Derechos y deberes de los miembros de la Comisión. 1.- Constituyen derechos y deberes de los miembros de la Comisión Consultiva: a) Asistir a las sesiones de la Comisión y participar en sus deliberaciones. b) Elaborar las propuestas de dictámenes o acuerdos cuya elaboración se les encomiende. c) Emitir su voto y formular, en caso de discrepancia con el parecer de la mayoría, votos particulares. d) Ejercer cualesquiera otras funciones inherentes a su condición de miembros de la Comisión. 2.- Aquellos miembros que hayan participado directamente en la preparación o elaboración de la disposición o acto objeto de consulta deberán abstenerse de elaborar la propuesta de dictamen respecto del mismo, a cuyo fin lo podrán en conocimiento del Presidente de la Comisión, que también decidirá si debe o no abstenerse del estudio y votación de la propuesta que se efectúe. CAPITULO III.- FUNCIONAMIENTO DE LA COMISION. Artículo 11.- Convocatoria de las sesiones. 1.- Las sesiones serán convocadas por el Presidente, cuando lo considere necesario en atención a los asuntos a tratar, con setenta y dos horas de antelación, como mínimo, a la señalada para su celebración, remitiendo a todos los miembros el orden del día así como copia de las propuestas de dictámenes o acuerdos que hayan de ser objeto de examen, deliberación y votación. 2.- No obstante lo prevenido en el apartado anterior, en supuestos de consultas urgentes a la Comisión, el plazo expresado en el apartado anterior podrá reducirse a veinticuatro horas. Artículo 12.- Sesiones y acuerdos. 1.- Para la válida constitución de la Comisión y adopción de acuerdos por la misma se requerirá que asistan a la sesión, además del Presidente o, en su defecto, el Vicepresidente, y la mitad, al menos, de los Vocales, además del Secretario o quien lo sustituya. 2.- La asistencia a las sesiones será obligatoria para sus miembros. 3.- Los acuerdos se adoptarán por mayoría de votos de los presentes, dirimiéndose los empates, en caso de producirse, por el Presidente con voto de calidad. 4.- No se admitirá la abstención ni sujetar el voto a reserva, matización o condición, sin perjuicio de articular el correspondiente voto particular. Artículo 13.- Votos particulares. 1.- Cualquier miembro de la Comisión podrá formular voto particular contra el acuerdo de la mayoría o anunciarlo, siempre que lo efectúe antes de levantarse la sesión, remitiéndolo por escrito, dentro del plazo de los cinco días siguientes, al Presidente. 2.- Quienes hubiesen votado en contra de un dictamen o acuerdo determinado, podrán adherirse al o a los votos particulares formulados o redactar el suyo propio siempre que se hayan reservado este derecho antes de concluir la sesión. 3.- Excepcionalmente, el Presidente, tratándose de asuntos de especial complejidad, podrá conceder una prórroga del plazo previsto en el apartado primero para la remisión de los votos particulares o fijar otro plazo menor tratándose de asuntos urgentes. Artículo 14.- Asuntos sobre la mesa. Cualquier miembro de la Comisión podrá solicitar que un dictamen o acuerdo quede sobre la mesa hasta la próxima sesión, salvo si se tratare de un asunto urgente o hubiere permanecido sobre la mesa durante otra sesión. Artículo 15.- Actas de las sesiones. De cada sesión que se celebre se levantará acta por el Secretario, que será autorizada por el mismo y el Presidente de la Comisión, consignando en la misma, al menos, los siguientes extremos: a) Fecha en que se celebre, con expresión de la hora de inicio y de aquélla en que la sesión finalice. b) Asistentes a la Comisión, y miembros de la misma que se hubiesen excusado. c) Asuntos objeto de examen y deliberación así como de los que hayan quedado sobre la mesa. d) Dictámenes y acuerdos adoptados y resultado de las votaciones. Artículo 16.- Remisión de dictámenes y acuerdos. Los dictámenes y acuerdos aprobados en cada sesión y, en su caso, las sugerencias o propuestas a que se refiere el apartado segundo del artículo 3, serán remitidos por el Presidente al órgano o autoridad consultante, con expresión del resultado de la votación y acompañado del voto o votos particulares emitidos, si los hubiere. CAPITULO III.- DE LAS CONSULTAS Y DICTAMENES. Artículo 17.- Consultas. 1.- Las consultas a la Comisión se efectuarán mediante oficio del Diputado General o Diputado titular del Departamento de que se trate o bien de alguno de los Directores Generales o de Area y, en el caso de Organismos Autónomos o sociedades públicas, de quien ostente la Presidencia del Consejo de Administración o del Director Gerente, acompañando copia del proyecto de la disposición o acto que deba ser objeto de dictamen así como de cuanta documentación y antecedentes resulten precisos para su emisión. 2.- El Presidente de la Comisión Consultiva, de oficio o a instancia de alguno de los miembros de la misma, podrá solicitar al órgano o autoridad que haya deducido la consulta que complete la documentación enviada, no corriendo el plazo para la emisión del dictamen correspondiente hasta que aquélla no sea objeto de recepción formal. Artículo 18.- Informes. Sin perjuicio de lo prevenido en el artículo 6, el Presidente de la Comisión Consultiva, poniendo el hecho en conocimiento de la autoridad consultante, podrá invitar a informar a la Comisión, por escrito o de palabra, a cuantos empleados o personas tuvieran notoria competencia técnica en las cuestiones relacionadas con los asuntos sometidos a consulta. Artículo 19.- Redacción de ponencias. 1.- El Presidente de la Comisión, a la vista de las consultas planteadas, designará a uno o varios miembros de aquélla para que estudien y elaboren una propuesta de dictamen o acuerdo en relación con cada asunto o grupo de asuntos. 2.- Las propuestas, una vez redactadas, serán enviadas al Presidente que resolverá su inclusión en el orden del día de la sesión correspondiente para su discusión y votación. 3.- En el caso de que los encargados de la redacción de las propuestas estimen que la documentación remitida a la Comisión está incompleta o precisen de otros datos y antecedentes que resulten necesarios para la elaboración de aquéllas, lo comunicará al Presidente al objeto de que éste, conforme a lo prevenido en el artículo 17.2, curse la pertinente solicitud. Artículo 20.- Plazo de emisión de los dictámenes. 1.- El plazo en el que la Comisión Consultiva debe emitir su dictamen, cuando se trate de una consulta ordinaria, será el que señale la disposición que prevea su audiencia y, en su defecto, el de un mes. 2.- Cuando la consulta se efectúe con carácter urgente el plazo máximo para su despacho será de quince días. La urgencia será apreciada en todo caso por el Diputado General a la vista de la propuesta motivada que a tal efecto efectúe el órgano consultante. 3.- Los plazos señalados en los apartados anteriores se iniciarán el día siguiente a aquél en que tenga entrada la solicitud y documentación correspondiente en el registro de la Comisión, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 17.2. Artículo 21.- Dictámenes. 1.- En la redacción de los dictámenes se expondrán separadamente los antecedentes de hecho, las consideraciones jurídicas y la conclusión o conclusiones, las cuales, en casos justificados, podrán formularse de modo alternativo o condicional. 2.- En los dictámenes se expresará la fecha de la sesión en que se hubieran aprobado, el nombre de quien lo hubiera redactado, consignándose en la comunicación de los mismos los extremos reseñados en el artículo 16. Artículo 22.- Sugerencias y propuestas. Cualquier miembro de la Comisión podrá efectuar al Presidente las sugerencias y propuestas de actuación a que se refiere el artículo 3.2, las cuales, para su consideración, habrán de venir formuladas en forma de acuerdo, que será sometido a examen y deliberación, si bien, en caso de aprobarse, no cabrá formular respecto del mismo votos particulares. Artículo 23.- Resoluciones objeto de dictamen. Toda resolución mediante la que se apruebe un acto o disposición que haya sido sometido a la consideración previa de la Comisión Consultiva deberá expresar esta circunstancia así como si se acuerda conforme a las conclusiones del dictamen emitido o separándose del mismo. Artículo 24.- Modificación de los proyectos. Si una vez emitido el correspondiente dictamen por la Comisión el proyecto de resolución que apruebe el acto o disposición sobre el que recayó aquél fuese objeto de modificación sustancial que no responda a alguna propuesta expresada en el dictamen, deberá formularse nueva consulta respecto del contenido de las alteraciones introducidas.