Voluntariado social

A través de los programas de voluntariado se pretende fomentar un estilo de vida participativo y solidario, y crear una auténtica cultura del voluntariado pretendiendo concienciar a los ciudadanos y ciudadanas de nuestra Comunidad sobre la importancia de creer y defender valores como la solidaridad, la justicia, la igualdad y la participación social e invitar a todos a colaborar en acciones voluntarias, no de forma esporádica, sino mediante un compromiso estable y una actitud responsable hacia los destinatarios de sus acciones y, también, hacia las organizaciones a través de las cuales se desarrollan dichas acciones.

 

Áreas de actuación

Las acciones de voluntariado en sus distintos ámbitos se regirán por los principios de solidaridad, participación, gratuidad, autonomía frente a los poderes públicos, no discriminación, pluralismo, integración, prevención y sensibilización social, y, en general, por todos aquellos que inspiran la convivencia en una sociedad democrática, moderna, participativa, justa e igualitaria

 

Principios básicos

A los efectos de la ley del voluntariado, se entiende por voluntariado el conjunto de actividades de interés general desarrolladas por personas físicas, siempre que se realicen en las siguientes condiciones:

  • De manera desinteresada y con carácter solidario
  • Voluntaria y libremente, sin traer causa de una relación laboral, funcionarial o mercantil, o de una obligación personal o deber jurídico.
  • A través de organizaciones sin ánimo de lucro, y con arreglo a programas o proyectos concretos.
  • Sin retribución económica.
  • Sin sustituir, en ningún caso, servicios profesionales remunerados.

 

Normativa