Cláusula suelo

Tratamiento fiscal de las cantidades percibidas por la devolución de las cláusulas suelo (en virtud de acuerdo con la entidad financiera o de cumplimiento de resolución judicial).
 
 
Se regula en la disposición adicional trigésimo primera de la NF 33/2013 de IRPF.
 
Existen los siguientes posibles supuestos:
 
a) Hipoteca destinada a la adquisición de vivienda habitual
 
Cantidades objeto de devolución al contribuyente:
 
Si en ejercicios anteriores hubieran formado parte de la base de la deducción por adquisición de vivienda habitual, se sumará de a la cuota líquida del ejercicio del acuerdo o resolución judicial el importe de las deducciones practicadas en los ejercicios no prescritos por tales cantidades (casilla incremento por pérdida de beneficios fiscales de años anteriores), sin inclusión de intereses de demora.
 
Cantidades destinadas directamente por la entidad financiera a la amortización del préstamo:
 
No es necesaria regularización fiscal.
 
b) Hipoteca cuyos intereses hayan tenido la consideración de gasto deducible en la base imponible en el IRPF (préstamos destinados a la adquisición de inmuebles arrendados o a la financiación de actividades económicas)
 
Deberán presentarse autoliquidaciones complementarias de los ejercicios no prescritos, sin sanción, recargos, ni intereses de demora.
 
c) Hipotecas que no han dado lugar a ningún beneficio fiscal
 
Sin repercusión fiscal.
 
En cualquiera de los supuestos anteriores no se integran en la base imponible del IRPF la devolución de los intereses, ni los intereses indemnizatorios percibidos.