Acogimiento familiar

¿Qué es?

Acoger a una persona menor de edad significa adquirir el compromiso de atenderle y cuidarle en momentos o períodos en los que, por diversos motivos, sus padres o tutores no pueden hacerlo.


El acogimiento familiar permite conservar un medio de vida normalizado, en el que puede recibir el afecto, la educación y la atención que su propia familia no puede darle en ese momento, todo ello sin perder los vínculos legales y personales con respecto a su familia de origen.


El acogimiento familiar es una medida transitoria pensada y planificada como una solución temporal hasta que la persona menor de edad vuelva, cuando las circunstancias lo permitan, a su domicilio familiar.

 

Tipos de acogimiento

 Según su DURACION:

• Temporal: tiene carácter transitorio, bien porque se prevé la vuelta del menor la persona menor de edad al domicilio familiar en breve, bien porque se está a la espera de adoptar una medida de protección más estable. Duración máxima de 2 años.


• Permanente: se da en los casos en los que no es previsible la vuelta al domicilio familiar en un plazo breve, o incluso casos en los que no es previsible en absoluto siendo posible entonces que la familia acogedora adquiera mayor autonomía en sus funciones.


• Acogimiento familiar de urgencia: principalmente para menores de 6 años, con duración no superior a 6 meses y mientras que se decide la medida de protección más estable.

 

Según la vinculación con  la  FAMILIA acogedora:

  • En familia ajena: la familia acogedora y la persona menor de edad no se conocían de antes.
 
  • En familia extensa: cuando el acogimiento familiar lo lleva a cabo un miembro de su propia familia (abuelos, tíos, etc.).
 

Forma de solicitud

 

Contactar con el Área del Menor y la Familia del Instituto Foral de Bienestar Social de la Diputación Foral de Álava, donde le informarán, podrá cumplimentar la solicitud correspondiente y le indicarán la documentación que deberá presentar.